sábado, 18 de julio de 2015

NÚMERO 649



<<No podría decirte qué momento, qué mirada o que palabra sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que si sé decirte es que para cuando me dicuenta ya estaba metido hasta el cuello>>.
(Jane Austen, 1775- 1817)