miércoles, 17 de febrero de 2016

NÚMERO 825



<<Canto sin querer, necesariamente, inmediatamente, fatalmente, al azar de los sucesos, como quien come, sabe o anda y porque si, moriría si no cantase, moriría si no cantase>>. (Pablo de Rokha, 1894- 1968)