sábado, 24 de octubre de 2015

NÚMERO 735



<< (...) Esta facultad de elegir significa que no somos sólo el producto de nuestro pasado o de nuestros genes, no somos el producto del trato que nos dispensan los demás. Es indudable que influyen en nosotros, pero no nos determinan. Nos determinamos a nosotros mismos por medio de nuestras decisiones>>. (Stephen Covey, 1932- 2012)