jueves, 24 de diciembre de 2015

NÚMERO 766




<< Lo que yo pido es que atendamos esta condición terapèutica de las malas palabras. Lo que pido es una amnesia para las malas palabras, vivamos una Navidad sin malas palabras e integrémoslas al lenguaje porque las vamos a necesitar>>. (Roberto Fontanarrosa, 1944- 2007)