martes, 15 de diciembre de 2015

NÚMERO 763




<< El dinero  habla, pero dime: ¿Por qué  todo lo que dice es simplemente adiós? (Edna O Brien, 1930)