domingo, 15 de mayo de 2016

NÚMERO 937



<< La buena suerte no es casual, es producto del trabajo. Así la sonrisa de la fortuna tiene que ganarse a pulso>>. ( Emily Dickinson, Estados Unidos, 1830- 1886)