lunes, 4 de julio de 2016

NÚMERO 985




<< Nuestras ilusiones no tienen límites, probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo volvemos a arrimar nuestros labios a su borde>>. (Francois Rennee De Chateaubriand, Francia, 1768-1848)