martes, 18 de octubre de 2016

NÚMERO 1071



<< Tan grandes son tus ojos que tu alma era quizás como un enorme incendio, cual una lumbrada de colores, como un fanal de faro>>. (Dámaso Alonso, España, 1898-1980)