jueves, 3 de marzo de 2016

NÚMERO 847




<< La gente debería ser fiel a los suyos. ¡Dios mío! Mira que intentar matar a alguien de tu misma clase. Si no puedes confiar en tu propia gente. ¿En quién se puede confiar, eh? (Stuart Neville, 1972)